Kuwait: Del oasis al espejismo

Kuwait, país cuya selección brilló a finales de la década de los 70 y principios de los 80 y cuyos clubes dominaron Asia a comienzos de este siglo, ve ahora como una sanción de la FIFA ha hecho que su fútbol languidezca y amenace con hundirse definitivamente lastrado por la corrupción y el aislamiento.

 

Cuando el indonesio Sudarso Hardjowasito pitó el final del partido Kuwait tocó el cielo. Era el 30 de septiembre de 1980 y los apodados Al Azraq (los azules) acababan de conquistar su primera Copa de Asia barriendo a toda una potencia como era Corea del Sur en la final de un torneo en el que ejercían de anfitriones.

Kuwait logró su única Copa de Asia como anfitrión tras haber caído en la final de la edición de 1976

En aquellos años, el fútbol kuwaití era un fiel reflejo de la economía y la sociedad del país. Considerada como la nación árabe más avanzada, el petróleo impulsó un crecimiento sin precedentes en la llamada ‘Época Dorada’, que duró desde mediados de los años 40 hasta 1982, cuando el crash del mercado de valores de Souk Al Manakh y la caída del precio del crudo sumieron a Kuwait en una crisis que empeoraría con las consecuencias del conflicto que kuwaitíes e iraquíes mantendrían en los años 90.

España 1982

Sin embargo, antes de la debacle, el país y su fútbol se mantuvieron en la cresta de la ola y, un año después del triunfo en la Copa de Asia, se alcanzó otro hito en la historia del fútbol kuwaití, la clasificación para un Mundial.

En noviembre de 1981, y tras derrotar 1-0 a China, Kuwait se hizo con una de las dos plazas reservadas para las confederaciones de Asia y Oceanía. El Mundial de España 1982 era el escenario donde Kuwait se mostraría ante el mundo y, a pesar de no superar la primera ronda, donde cayó ante Francia e Inglaterra y empató con Checoslovaquia, el héroe de la Copa de Asia, Faisal Al-Dakhil, dejó para el recuerdo uno de los mejores goles de un torneo que terminó ganando Italia.

Al-Dhakil marcó dos goles en la final de 1980 y su tanto en Valladolid dio el único punto de su historia mundialista a Kuwait

Dos años más tarde, en 1984, Kuwait terminó tercera en la Copa de Asia disputada en Singapur, cerrando así su época más exitosa y desapareciendo del mapa futbolístico hasta la llegada del nuevo siglo. La guerra y la crisis se llevaron por delante un proyecto que pretendía hacer de la selección el Uruguay de Asia, un país sin una población numerosa pero competitivo en la arena mundial.

En 1990, una alianza encabezada por Estados Unidos expulsó a las tropas iraquíes de Kuwait en la llamada ‘Operación Tormenta del Desierto’ (Sputnik)

Los clubes toman el mando

Con la mejora de las condiciones económicas y sociales a principios del presente siglo, el fútbol en Kuwait volvió a florecer. Esta vez, sin embargo, lo hizo de la mano de sus clubes.

Al Kuwait y Al Qadsia comenzaron a destacar en el ámbito nacional. Entre ambos han ganado 15 de los 16 últimos títulos de liga y ese dominio lo llevaron también a la AFC Cup, el segundo torneo continental de Asia. Sin embargo, desde la FIFA ya avisaban de que algo no iba bien.

La caída

Según la FIFA, los gobiernos nacionales no pueden tener influencia sobre las decisiones que tomen las federaciones de los países o ejercer ningún tipo de presión sobre los mismos. Por este motivo, el máximo organismo rector del fútbol mundial denunció la injerencia del Ministerio de Juventud y Deportes de Kuwait en temas federativos y suspendió a la AFK en 2007. Esta sanción se levantó días después tras el compromiso kuwaití de modificar sus estatutos para cumplir con las normas.

Tras ese primer aviso, los equipos del país siguieron creciendo y llevaron esa mejoría al panorama continental, donde Al Kuwait conquistó el título de la AFC Cup en 2009, 2012 y 2013, este último ante sus vecinos de Al Qadsia, quien extendió el dominio kuwaití con su triunfo en la edición de 2014.

Sin embargo, en octubre de 2015, con los dos equipos en semifinales de la AFC Cup, listos para dar el salto a la final, y con el combinado nacional peleando por la clasificación para Rusia 2018 y EAU 2019, una nueva sanción de la FIFA se hizo efectiva, cesando de manera inmediata la participación de clubes y selección en torneos internacionales.

La suspensión solo será levantada cuando la AFK y sus miembros (los clubes) sean capaces de llevar a cabo sus actividades y obligaciones de forma independiente.FIFA, 16 de octubre de 2015

La salida de los clubes de la AFC Cup permitió al Johor Darul Tazkim malasio hacerse con el título y a Líbano pelear por pasar como mejor segundo a la última ronda de clasificación para Rusia 2018, algo que finalmente no consiguió.

A la decisión de la FIFA se unió el COI, que días después sancionó a los atletas kuwaitíes por razones similares. Los intentos de diálogo con el nuevo presidente en Lausanne han resultado, hasta el momento, infructuosos.

Mientras, en Kuwait, el campeonato de liga y otros torneos domésticos se siguen disputando, pero el temor derivado de un futuro incierto ha hecho que los patrocinadores, así como los jugadores y técnicos extranjeros que han ayudado a la mejora del deporte en el país, se muestren reticentes a embarcarse de nuevo en un proyecto que, de no cambiar su rumbo, podría tener las horas contadas.

 

Sin comentarios

Escribe un Comentario