Javier Patiño: “En unos meses la vida me cambió radicalmente”

La web Migrantes del Balón, encargada de rastrear a todos los futbolistas, entrenadores y otros españoles relacionados con el mundo del fútbol a lo largo y ancho de los cinco continentes, entrevistó hace unos días a Javier Patiño, jugador nacido en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes en 1988 y que, tras pasar por clubes como Córdoba o Xerez, hizo las maletas para brillar en Tailandia y, desde ahí, dar el salto a China.

 

Militando actualmente en el Henan, el hispano-filipino espera que su equipo sea el tapado de la Superliga y, en su tercera temporada en el club, hacer crecer unos números que reflejan 20 goles en 61 partidos disputados.

Por su interés, y con el permiso pertinente, reproducimos la entrevista de MDB y recomendamos que os paséis por su web, la más completa que encontraréis de españoles repartidos por el globo.

Tras tu paso por Córdoba y Xerez en la Segunda División española, ¿qué es lo que te lleva a salir hacia un destino tan radicalmente diferente como fue Tailandia?

Pues sinceramente, estuve en el Córdoba el primer año bastante bien, jugando muchos partidos y haciendo goles con Paco Jémez como entrenador, quien confió en mí desde el principio. Llegamos incluso a jugar ‘playoffs’ de ascenso a Primera División y la verdad que fue un año increíble. El segundo año tuvimos un entrenador que no contaba mucho conmigo, y yo en esa época viniendo de Tercera no tenía un contrato muy alto y a final de mes las pasaba canutas. Ese segundo año en verano salí cedido al Xerez porque quería tener mas minutos, y mientras tanto estaba tramitando la doble nacionalidad para poder jugar con el país de mi madre (Filipinas). Cuando conseguí la doble nacionalidad y el pasaporte asiático me llamó mi actual representante ofreciéndome ir a Tailandia, pero yo en un principio dije que no. Pensaba que era una locura irme allí cuando me quedaban dos años en el Córdoba, pero mi agente insistió y me mando por correo el contrato listo para firmar. En ese momento necesitaba dinero, y cuando vi las cantidades no pensé en el presente, sino en un futuro. En comprarme una casa sin tener que estar 40 años pagando la hipoteca. A partir de ahí ni me lo pensé y el Buriram United de Tailandia me compró pagando al Córdoba y al Xerez. Ahí empezó la aventura de la cual no me arrepiento para nada. Creo que es lo mejor que pude hacer.

Aquel Buriram United de 2013 estaba plagado de españoles, ¿fue fácil adaptarse a las condiciones del país y de la liga?

Fue facilísimo ya que teníamos un grupo estupendo y formamos allí una mini familia de españoles en Tailandia. La verdad que el país es maravilloso y tanto a mi como a mi mujer nos marcó bastante. Además, conocimos a unos compañeros que hoy en día son como familia.

Javier Patiño en un partido con el Buriram tailandés

Liga, Copa, Copa de la Liga y cuartos de final en Champions donde un histórico como Esteghal os apeó, ¿cómo fue desde dentro la historia de aquella magnífica temporada?

¡Increíble! Lo llamaban el ‘Spanish’ Buriram, y como dices conseguimos ganarlo todo y llevar a cuartos en Champions asiatica a un equipo tailandés. Se habló mucho en Asia de aquello…

Al poco de llegar a Tailandia llega el debut con los Azkals. En apenas dos meses tu vida deportiva da un giro radical. ¿Cómo fue tu primer partido con la selección nacional de Filipinas?

Recuerdo que fue contra Camboya y que marqué. El partido se tuvo que detener por la lluvia. La verdad es que fue increíble. En apenas unos meses la vida me cambió radicalmente.

Buriram no te permitió participar en la AFC Challenge Cup de 2014 ¿Fue duro tener que renunciar a participar en el torneo con tu selección?

No es que no me dejara participar. Venía arrastrando una lesión de espalda la cual me tenía que operar lo antes posible. Esa fue la verdadera razón por la que no pude asistir.

Javier Patiño, Stephan Schrock y Jerry Lucena, integrantes de la selección filipina

En 2014 continuaste con Buriram United. Una nueva liga,pero en la Champions ya no se pudo superar la fase de grupos. Y llega el cambio a China, ¿Costó aceptar la oferta que llegó de Henan Jianye?

Costó un poco porque cuando me llamó mi agente y me preguntó que si me gustaba China yo no hacía más que pensar en otro cambio de país, de cultura, volverte a adaptar… En esa ocasión solo, sin españoles que te hicieran más llevadera la convivencia… La verdad es que me agobié un poco, pero hablando con mi mujer decidí tirar para adelante como lo he hecho siempre y aquí estamos, ¡viviendo otra aventura!

¿El nivel entre la Thai Premier League y la Superliga es muy diferente?

Sí, es bastante diferente. Hay más nivel en China y más competitividad. En Tailandia, en la época que estuvimos, había como mucho cuatro o cinco equipos fuertes, aunque ahora hay bastantes más. En China en cambio está mucho más igualado todo. Veremos a ver cómo transcurre la nueva temporada con las nuevas reglas que permiten solo tres extranjeros en el campo.

Patiño con la camiseta de Henan

Dos años ya en China, ¿qué te parece el desequilibrio que se está creando entre los clubes que cuentan con un gran apoyo económico detrás y el resto?

Los equipos grandes con mucho dinero tienen facilidades para contratar a grandes jugadores, lo que aumenta el nivel del equipo, pero creo que lo más importante son los jugadores chinos, ya que el fútbol es un deporte colectivo y por muchos nombres de extranjeros que tengas solo pueden jugar tres. La nueva regla de este año creo que es para que los jugadores chinos tengan mucha más presencia y poco a poco puedan aumentar su nivel.

¿Cómo crees que puede afectar el sistema que ha implantado la Federación con el límite de extranjeros a la evolución del fútbol chino?

Creo que esta propuesta es para que los jugadores chinos tengan más participación en incluso más responsabilidad. Me parece bien que hagan eso si quieren subir el nivel del futbolista chino de cara al futuro.

¿Dónde podemos esperar que esté peleando Henan Jianye esta temporada 2017?

‘Pufff’… (suspira) Somos un equipo de media tabla, pero este año creo que se va a hacer muy duro. Veremos a ver como surge todo.

¿Qué esperas, a nivel personal, de esta campaña, tu tercera en Henan?

Espero, como todos los años, poder hacer goles para ayudar al equipo en todo lo que pueda. Ojalá no me lesione y, en definitiva, ¡que todo vaya bien!

¿Recomendarías a futbolistas españoles vivir, si se les presenta, la aventura de ser un migrante del balón? ¿Qué es lo más positivo que sacas de tus años en el extranjero?

¡Por supuesto que lo recomiendo! Ya no solo por la vivencia, también por como aprendes a adaptarse a otras culturas, a otros estilos de vida… Creo que lo más positivo que sacas es la madurez, tanto en lo personal como en lo futbolístico. A parte de la fortaleza mental, que es algo que acabas ganándote a pulso.

Esta entrevista fue publicada originalmente en ‘Migrantes del Balón’ el 7 de marzo de 2017. El texto completo lo tenéis pinchando aquí.

Sin comentarios

Escribe un Comentario