El derbi de la mascarilla

La Liga Uno, la Segunda División china, tendrá este año un derbi especial. Descendido desde la Superliga llega Shijiazhuang, el equipo capitalino de la provincia de Hebei; y desde la Liga Dos, el tercer escalafón del fútbol nacional, lo hace Baoding, el club de una ciudad situada a unos 140 kilómetros de la anterior. Ambas localidades son famosas por un triste motivo, haber estado siempre entre las cinco más contaminadas de China.

 

Shijiazhuang y Baoding son ciudades con relatos paralelos. Siempre a la sombra de la capital, Beijing, su historia ha sido la de dos urbes de segundo nivel que se apoyaron, desde mediados del siglo XX, en la industria pesada para crecer. Sin embargo, esa apuesta por un desarrollo rápido y un crecimiento poblacional vertiginoso llevaron a la creación de dos lugares sin apenas señas de identidad y unos altos índices de contaminación que, gracias al calendario de la Liga Uno 2017, cruzarán sus caminos el 18 de marzo.

Goles en la niebla

Baoding es una de las diez ciudades más pobladas de China con unos 12 millones de habitantes. Sin embargo, su fútbol, como la localidad, nunca ha brillado y no fue hasta 2014 cuando un proyecto con aspiraciones nació en ella.

En aquel año, el principal grupo empresarial de Baoding, que irónicamente fabrica paneles solares, decidió apostar por unir su marca a la de un equipo de fútbol. Así nació Baoding Yingli, conjunto que el mismo año de su fundación ascendió a la Liga Dos y que, tras dos tentativas, logró llegar a Segunda la temporada pasada.

El plan de sus dirigentes es, en el corto plazo, lograr el ascenso a la Superliga y, en el medio, hacerse un hueco entre los grandes del país y conseguir la clasificación para la Liga de Campeones. El camino no parece fácil, ya que la competencia es cada vez mayor e, incluso, hay un equipo de la zona ya entre los mejores. Hebei Fortune, dirigido por el chileno Manuel Pellegrini, es el dominador del fútbol en esta zona del país y parece difícil que un equipo como Baoding pueda alcanzar el mismo nivel que sus vecinos en un plazo tan corto de tiempo.

Baoding es una de las ciudades más contaminadas del país. En 2014 tuvo 16 días de aire no contaminado y ahora lucha por convertirse en una pionera de las energías renovables en China. (CNN)

En lo que sí ha dominado Baoding ha sido en la lista de ciudades más contaminadas de China. Compartiendo podio con con otras localidades de la provincia de Hebei como Hengshui, Xingtai o la capital, donde juega su rival en este “Derbi de la Mascarilla”, Shijizahuang.

Caer para volver a crecer

Shijiazhuang, entonces dirigido por el búlgaro Yasen Petrov, fue el equipo revelación de la temporada 2015 en la Superliga. Fundado en 2011, el equipo ascendió a la Liga Uno un año después y en 2014, tras terminar segundo, alcanzó la categoría más alta del fútbol nacional. Parecía que los planes de su presidente, Li Xiaopeng, se harían realidad. Li quería centralizar el fútbol de Hebei en Shijiazhuang y hacer un equipo ganador y dominador en toda la zona. La séptima plaza en el año de su debut y los más de 25.000 espectadores que acudieron de media al estadio parecían apuntar en la buena dirección, pero un mal 2016 terminó con el proyecto en Segunda, donde volverá a pelear por subir.

Shijiazhuang debutó en la Superliga con una derrota ajustada frente al campeón, Guangzhou Evergrande

Este año, de la mano del exseleccionador de Irán Afshin Ghotbi, el equipo, que representa a una ciudad de casi once millones de habitantes, tiene un ambicioso proyecto que se ha fijado el ascenso como meta.

Provincia histórica

A pesar de que tanto Baoding Yingli como Shijiazhuang Everbright o, incluso, el Hebei Fortune de Pellegrini y Lavezzi, son clubes con menos de diez años de vida, lo cierto es que esta provincia oriental es una de las decanas del fútbol en el país asiático.

La primera aparición de Hebei como conjunto dentro del fútbol chino hace referencia a la selección provincial que compitió en los ‘V Juegos Nacionales’ de 1933. En aquella ocasión, y tras derrotar a Shandong y Hubei, Hebei cayó ante Guangdong en la final de su grupo en un torneo que terminaría llevándose Shanghai.

Recorte de un diario que ilustra el Shanghai – Hebei disputado en la ciudad de Chengdu en 1960

En los casi 70 años que transcurrieron desde su aparición hasta la disolución de su último representante, Hebei Yishan, en 2001, la provincia sólo se ha hecho con un campeonato, el logrado en 1965 en los ‘II Juegos Nacionales’ (varios torneos llevaron este nombre y, al cambiar el organizador, la cuenta volvía a empezar desde el I). En aquel año, la selección provincial de Jilin se hizo con el otro trofeo en disputa, el Campeonato Nacional.

Hebei aportó varios jugadores a la selección china que disputó los Juegos Asiáticos de 1965 en Corea del Norte

El fugaz paso de Baoding y Shijiazhuang por la Historia

En los años posteriores a la creación de la República Popular China (1949) varios campeonatos paralelos aparecieron. Los gobiernos locales, el ejército y varias corporaciones industriales pujaban por convertirse en el organizador ‘oficial’ de un precario fútbol que pugnaba por salir adelante en un país que lidiaba con las secuelas de la guerra civil.

En cuanto a Baoding y Shijiazhuang, el nombre del primero apareció por única vez en el marco de uno de estos torneos, el organizado por los gobiernos locales en 1955 y que clasificó a los dos primeros de cada grupo (ocho en total) para el Campeonato Nacional de 1956. El equipo de la ciudad terminó tercero de su llave, por detrás de Pekín y Tianjin, quedando fuera de la citada fase nacional del año siguiente.

Imagen del Nanchang 4-1 Jinan del Torneo de Ciudades de 1955

Shijiazhuang, por su parte, sólo participó en el Campeonato Nacional de 1984, tras el cual desapareció para dejar un vacío que llenaría el Everbright con su fundación en 2001.

Un futuro incierto

Ahora, a pesar de atravesar ambos conjuntos una situación estable, parece complicado que puedan alcanzar sus objetivos. En una provincia en la que Hebei Fortune parece haber golpeado primero y con el empuje del resto de equipos, será complicado que Baoding y Shijiazhuang encuentren un sitio en la élite.

En todo caso, el 18 de marzo se jugará el primer partido entre ambos, un choque que, a pesar de nacer alejado de la élite, en la Liga Uno, ya tiene un nombre propio: “El Derbi de la Mascarilla”.

Sin comentarios

Escribe un Comentario